LA RISA: CONEXIÓN SOCIAL

El humor alivia nuestros pesares, amordaza los pensamientos negativos, nos relaja, sirve de enlace en la interacción social. Ayuda al bienestar colectivo, potencia la colaboración y favorece la motivación a romper la monotonía. Las carcajadas grupales desmontan la seriedad de un grupo, la revientan igual que una presa llena de agua. La risa desdibuja una sala de desconocidos y los convierte en colegas de jolgorios. El que más o el que menos siempre que ha roto a reír se ha girado a su alrededor buscando la complicidad de la risa del otro.

Los beneficios de la risa sobre la salud son cuanto menos sorprendentes. La risa puede producir cambios fisiológicos importantes; con la risa y con la sonrisa, cuando se sonríe y se ríe: se relaja la musculatura, se mejora la respiración, los músculos faciales se contraen y disminuye el flujo sanguíneo de los vasos cercanos, se enfría la sangre y reduce la temperatura de la corteza cerebral, lo que provoca la producción de los neurotransmisores cerebrales asociados a la felicidad: endorfinas (contribuyen a la disminución de la ansiedad y la sensación de bienestar); encefalinas (reguladoras del dolor); y la serotonina (fortalece el sistema inmunológico), sustancias capaces de producir cambios del programa de la urgencia. Además, la serotonina influye en muchos sistemas corporales como: la temperatura del cuerpo, la presión sanguínea, la digestión. También potencia el sistema inmunológico y ayuda a enfrentar todo tipo de estrés, inhibiendo una sobrecarga de energía para el cerebro al regular los niveles de cortisol. De ahí que una buena carcajada se asocie a cambios en las catecolaminas (adrenalina, noradrenalina y dopamina; biógenas que cumplen el papel de transmisores y hormonas, preparan al cuerpo para la actividad física y regulan su homeostasis). A su vez, activa las áreas del cerebro del sistema límbico como la amígdala relacionada con la gestión emocional y el hipocampo responsable entre otras funciones de la atención y la memoria.

Lo importante de la risa es que implica comunicación. Uno puede llorar solo, pero necesita de otro para reír. En sí la alegría se contagia al contemplar alegría, como nos cantaba Noa y Miguel Bosé: “Yo (yo). Al verte sonreír, (al verte sonreír). Soy (soy). El niño que ayer fui (el niño que ayer fui). Si yo nado por tus sueños, el miedo no vendrá y así sabrás lo bello que es vivir”. El divertido escenario del humor refleja la conciencia de uno mismo en otros.

Anuncios

2 pensamientos en “LA RISA: CONEXIÓN SOCIAL

  1. Querida Marta, gracias por tu mensaje, da gusto encontrarse con personas que presumen de ser alegres.

    Bien es cierto que uno se ríe estando sólo, yo el primero, al recordar, al imaginar, al escuchar y mirar algo. Incluso de uno o con uno mismo. Pero me refería a la carcajada compartida, al poder del contagio, esa interacción cómica entre las neuronas espejo para el cambio emocional.

  2. Hola Domingo, enhorabuena por el artículo, cierto es que la risa genera una conexión grupal increíble, la risa une a las personas. Lo único en lo que discrepo del post es que realmente no se necesita de otra persona para poder reír., Sí que la risa en compañía es mucho más potente y rica., Aún así se puede llegar a la risa sin necesidad del otro, yo me río muchas veces estando sola., de hecho se puede entrenar… jajaja Un saludo risueño 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s