Dramaterapia en los tratamientos del Alzheimer

Proyecto de dramaterapia en los tratamientos del Alzheimer y otras demencias

El trabajo de estimulación se combina con la medicación, la intervención neuropsicológica, fisioterapéutica y terapia ocupacional; entre otras actuaciones.

La dramaterapia se centra en mantener cuatro sujeciones para que la persona no caiga en la depresión después del diagnóstico de la enfermedad: pérdida, ilusión, retraimiento y rendición.

Para retrasar al máximo las carencias que genera la enfermedad, reservas cognitivas y afectivas. Es decir: mantener a la persona aún sentido de vida. Para ello creamos un camino entre el hoy y el ayer por donde transita el cerebro, invitándole a aprender y recordar. Este pasaje memorístico se compone de cuatro columnas que lo iluminan: activación psicomotriz (memoria sensorial); lazos de apego y apoyo (memoria afectiva); vínculos episódicos (memoria de los objetos) y conexión social (memoria cultural).

Para cimentar estas cuatro columnas se utilizan los ingredientes básicos para atraer la curiosidad, la creatividad y la alegría: sensopercepción a través del juego (memoria lúdica); el ritmo (memoria musical) y la dramatización (memoria imaginativa).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s