Teatro: Neuronas espejo

“Hay un arte fabuloso relacionado con el teatro: a los seres humanos se les da muy bien. ¡A los monos no! Esto nos dice que nuestras neuronas espejo reflejan lo que podemos hacer, ¡no lo que no podemos hacer! Creo que si pudiéramos enseñarles a los monos a hacer teatro, con el tiempo llegarían a tener una respuesta especular ante un ser humano representando algo”, Marco Iacoboni neurocientífico.

Leamos estás dos frases en mención a las neuronas espejo: “el cerebro que actúa es un cerebro que comprende”, Giacomo  Rizzolatti neurobiólogo. “Con las neuronas espejo podemos entender a los demás y nos vinculan desde el punto de vista mental y emocional”, Marco Iacoboni.  Y ahora cambiemos las palabras neuronas espejo por teatro ¿el significado no cambiaría verdad? Además, las neuronas espejos  son fundamentales en la evolución del lenguaje, dado que permiten imitar las vocalizaciones de los demás e interpretar sus intenciones.

 Las neuronas espejo son un grupo de células que parecen estar relacionadas con los comportamientos empáticos, sociales e imitativos. Su misión es reflejar la actividad que estamos observando. Las neuronas espejo claves en la civilización del hombre, en palabras del neurocientífico Vilayanur Ramachandran, son unas neuronas motoras que se activan no solo cuando realizamos una acción, sino al ver a otro hacerlas.

Una neurona espejo es una célula nerviosa que se activa en dos situaciones:

  1. Al ejecutar una acción.
  2. Al observar ejecutar una acción.

Lo que nos permite estar conectados con otros, deducir lo que los demás piensan, sienten o incluso hacen. Cuando sientes, escuchas o ves algo, hay un tipo de neurona llamada neurona espejo que se activa. Por lo tanto, el hacer y ver hacer teatro, personas frente a frente (sintiendo, escuchando y viendo) en prácticas dramáticas, repercutirá a ambos lados del espejo. Dicho aprendizaje facilita la alfabetización cognitiva-emocional, muy importante para encarar desafíos en el futuro. Estas neuronas empáticas, imitan y se contagian del punto de vista del otro, lo que aignifica que podemos usar el teatro para la formación en valores (actuación moral, generosidad, empatía, resolución de conflictos, habilidades sociales, competencias, etc.).

Como dice Marco Iacoboni, las regiones que contienen neuronas espejo del cerebro humano realmente se comunican con los centros cerebrales de las emociones, así que conectan con el sistema límbico, la actividad en este sistema está correlacionada con la cantidad de empatía. Hay estudios que demuestran que los niños que imitan u observan las expresiones faciales presentan actividad en estas áreas, y cuanto más activas son dichas regiones, más empatía tienen los niños. Por tanto, existe un vínculo muy estrecho entre la actividad en estas regiones cerebrales y la tendencia a tener empatía… Básicamente, funciona del siguiente modo: yo te veo sonreír y mis neuronas espejo lo simulan, crean una especie de imitación interna en mi cerebro de la sonrisa en tu rostro, y luego envían estas señales al sistema límbico y siento lo que tú sientes. En palabras de un poeta sonaría así: “El teatro es uno de los más expresivos y útiles instrumentos para la educación de un país, es una escuela de sentimientos” (Federico García Lorca).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s