LA MÚSICA UN METEORO EMOCIONAL

LA MÚSICA UN METEORO EMOCIONAL

HENRY VUELVE A LA VIDA CON LA MÚSICA

La historia de Henry la siento tan cercana, como si la estuviera contado yo. Hace poco se preparó una fiesta en una residencia de ancianos en la cual realicé un trabajo de dramaterapia, donde estaban invitados familiares y amigos de los residentes. Para la ocasión se preparó con los ancianos la canción “La Espigadora – de La Rosa del Azafrán” que cantaron a coro mientras movían unas telas de colores que sujetaban en las manos. Al finalizar la fiesta unos familiares me comentaron que su ser querido estaba ese día muy ausente y que no pudieron relacionarse con él. Lo maravilloso, es que empecé a cantarle la canción y de repente… empezó a cantarla sin dejarse una coma “Esta mañana muy tempranito salí del pueblo con el hatito. Y como entonces la aurora venía, yo la recibía cantando como un pajarito…”. Y durante un bello instante, los familiares pudieron relacionarse de nuevo con su ser querido.